Jaime Bazán / Fabricación de botiquines

9 febrero, 2017

Esa necesidad y urgencia lo llevó a crear su propia empresa, y así, con $10.000 en el bolsillo y una máquina de coser prestada comenzó a fabricar botiquines. Al comienzo no fue fácil, sus herramientas eran viejas y la máquina estaba mala. Pero con su empuje y esa habilidad especial que le permitía crear botiquines en sólo minutos, logró levantar su empresa.

 

Actualmente recibe pedidos entre 200 y 500 unidades. Antes de capacitarse en Construyendo Mis Sueños, comenta “no sabía manejar las platas, no sabía administrarme, hoy si lo sé”. Jaime dice sentirse satisfecho, quiere seguir creciendo, tener su propio taller y así poder dar empleo a personas que lo necesiten.


Conócenos
Siguenos en Facebook