Convictus, lámparas industriales con material reciclado

7 junio, 2018

Balones de gas, platos de comida e incluso frascos de mermeladas son algunos de los elementos que utilizan para realizar sus productos.

 

Convictus es un emprendimiento que se encarga de rescatar tesoros de la basura y convertirlos en objetos de iluminación. Para ello, van a las chatarrerías y basurales de Santiago y rescatan los materiales que encuentren con potencial.

 

Los creadores de Convictus son Daniela Carvajal y Matías Gajardo. Por una parte, Matías encontró una lámpara industrial que le interesó y averiguó cómo hacerla, pero descubrió que el costo era muy elevado, por lo que pensó en buscar cosas de la basura. En ese proceso descubrió que había una buena oportunidad de negocio y se lo comentó a Daniela.

 

En ese entonces, Daniela estaba trabajando como diseñadora industrial freelance, pero no aparecían nuevos proyectos, por lo que decidió sumarse de lleno en el emprendimiento. Hicieron un primer set de lámparas con objetos reciclados y en virtud del buen recibimiento, se decidieron por apostar con este negocio.

 

Matías y Daniela cuentan que el proyecto también surge de las ganas de hacer algo con sentido social y ambiental, pero desde la escasez de recursos, lo que agudizó su ingenio y los condujo a producir algo creativo. El nombre nace desde la palabra convicción, que en latín se escribe convictus, cuya separación etimológica se compone de con que significa juntos y de victus que significa victoria.

 

Los dueños lo interpretan como “juntos en la victoria”, porque ellos ven el camino de su emprendimiento como una colaboración constante, entre ellos mismos y también con otras personas, para darle un trato justo a quien les provee el material y así hacer una cadena de colaboración. “Me gustaría tener una empresa que me haga feliz a mí y a mis trabajadores y socios, queremos una empresa a nuestra pinta, con nuestros valores e ideales”, cuenta Matías.

 

 

Fue así como el 26 de marzo del año 2017 realizaron su primera venta. Participaron en la feria de la vendimia de Casa Blanca, anexados al puesto del papá de Matías que es artesano y hace flores de madera.

 

En vista de la buena acogida del público y de la necesidad de nuevas maquinarias, los dueños postularon al Fondo Semilla de Sercotec y lograron adjudicárselo. Con ese fondo compraron nuevas máquinas para la construcción de las lámparas y restauración de desechos.   

 

Respecto a la ayuda que han recibido desde el Centro de Desarrollo de Negocios Las Condes, operado por la Corporación Construyendo Mis Sueños, ésta se ha enfocado en ordenar el trabajo y capacitarlos en los conocimientos que fueran haciendo falta.

 

“El Centro ha sido como un amigo, un partner, porque nosotros partimos bastante solos, sin muchos familiares que tuvieran contactos o plata que nos pasaran. Y en el Centro nos brindaron los conocimientos que nos hacían falta y la confianza para seguir adelante”, afirma Matías.

 

Para más información sobre Convictus:

www.facebook.com/convictuschile/

www.convictus.cl


Conócenos
Siguenos en Facebook